Cultura

Hermanos gemelos

Fueron construidos por el mismo arquitecto con cinco años de diferencia. Primero llegó el porteño Palacio Barolo y en 1928 el Palacio Salvo en la ciudad de Montevideo. Dos íconos rioplatenses separados por poco más de 200 km de distancia.

 

Ni art nouveau, ni art decó. El Barolo y el Salvo tienen un estilo arquitectónico ecléctico, con reminiscencias del gótico y del arte islámico de la India pero inclasificables al fin. Ambos llevan el nombre de quienes los mandaron construir. Mario Palanti, arquitecto italiano, construyó el Palacio porteño a pedido del empresario textil Luigi Barolo. Cuando los hermanos Ángel, José y Lorenzo Salvo, empresarios uruguayos, lo vieron, quisieron uno igual. Uno está en Avenida de Mayo, en pleno centro porteño; el otro frente a Plaza Independencia, en Montevideo y tiene cinco metros más de altura.

Cuando fue inaugurado el Palacio Barolo en 1923, era el edificio más alto de Buenos Aires y de América del Sur. Tiempo después, el Palacio Salvo le robó el record continental y el 1935 el Kavanagh se apropió del nacional.

Su propietario tuvo en mente construirlo para usar tres pisos y luego alquilar los demás. En los años 90 fue declarado Monumento Histórico Nacional y hoy funciona como edificio de oficinas, al igual que el Salvo en donde también se encuentra aún, en el entrepiso, el estudio de grabación La Batuta por donde pasaron Alfredo Zitarrosa y Jaime Roos.

Para el Barolo, Palanti diseñó también los elementos decorativos como lámparas, picaportes y jaulas de ascensores y todos los materiales fueron importados desde Italia: los caños, el granito y hasta el mármol de Carrara para la escalera de más de 200 metros.

En la cúspide tiene un faro de 300.000 bujías que se encendía en ocasiones especiales. En 1923 se encendió para comunicar el histórico resultado de la pelea de boxeo entre el argentino Luis Ángel Firpo y el estadounidense Jack Dempsey por el título mundial de peso pesado. Muchos años después, desde el 25 de septiembre de 2009 hasta el 25 de mayo de 2010, se proyectó – el 25 de cada mes – un haz de luz sobre la ciudad de Buenos Aires como parte de los festejos del Bicentenario .

En el caso del Salvo, el faro funcionó en los orígenes del edificio y era idéntico al que aún está en el Barolo. “En ambos casos los mandaron a apagar por la misma razón, porque confundían a los barcos por el hecho de estar muy cerca de la entrada de cada puerto. En Buenos Aires solo lo apagaron, en Montevideo lo quitaron”, cuenta Daniel Elissalde autor del libro Historias del Palacio Salvo y quien realiza visitas guiadas al Palacio.

 

Homenaje a la Divina Comedia

Luigi Barolo murió en 1922 .Se dice que se suicidó al no haber podido inaugurar el Palacio en el año en el que se cumplían los seiscientos años de la muerte de Dante Alighieri, a quien Barolo admiraba. Al parecer, Barolo y Palanti querían trasladar los restos del poeta a Buenos Aires para esa fecha. Pero esta es solamente una de las hipótesis. Se dicen muchas cosas: que se quitó la vida después de que su contador lo engañó diciéndole que estaba en bancarrota, que tuvo una enfermedad terminal, un paro cardíaco y también que fue envenenado.

Lo que sí se sabe y se puede comprobar es que el edificio que mandó a construir era un homenaje a la Divina Comedia ya que está lleno de referencias y analogías que remiten a la obra.

Tal como el clásico de Dante Alighieri, el edificio se divide en tres partes: Infierno, Purgatorio y Cielo. El faro representa el “Nueve Coros Angelicales”. La estructura tiene 100 metros hasta la punta del faro – mismo número de cantos que tiene la Divina Comedia – y 22 pisos, igual cantidad de estrofas de los versos de esta obra.
Más información:

Palacio Barolo

Avenida de Mayo 1370, Buenos Aires. Más información: http://palaciobarolo.com.ar/

Visitas guiadas (diurnas y nocturnas): Miqueas Tharigen coordina los tours hace más de una década. http://www.palaciobarolotours.com.ar/

En 2012, se estrenó “El Rascacielos Latino”, documental que relata la historia y analiza las curiosidades en el diseño del edificio.

 

Palacio Salvo

18 de Julio y Plaza Independencia, Montevideo. www.palaciosalvo.net

Visitas guiadas: https://www.facebook.com/visitasguiadasalPalacioSalvo/

 

Noviembre 2016