Cultura

Río cultural

Tres propuestas culturales dentro y fuera de la ciudad de Rio de Janeiro con la bahía de Guanabara como testigo: el Museo del Mañana -nuevo ícono de la ciudad- ubicado en el renovado Porto Maravilha, proyecto de revalorización de la región portuaria; el encantador Parque das Ruinas, en Santa Teresa y un clásico renovado: el recientemente reinaugurado Museo de Arte Contemporáneo (MAC), en Niterói.

 

Museo del Mañana, en nuestro presente está nuestro futuro.

En el mismo lugar en el que hace siglos llegaban los esclavos desde África, hoy se eleva el blanquísimo y moderno Museu do Amanha. “La idea era que el edificio fuese lo más etéreo posible, casi fluctuando sobre el mar, como un barco, un pájaro o una planta”, contó Santiago Calatrava, el reconocido arquitecto español – también responsable del Puente de la Mujer en Buenos Aires – que estuvo a cargo del proyecto. De formas orgánicas y longilineas, el diseño del edificio se inspiró en las bromelias del Jardín Botánico de Rio de Janeiro y fue pensado para integrarse al paisaje.

Abrió sus puertas en diciembre de 2015 después de cinco años de obra y revitalizó la zona con su imponente arquitectura y su innovadora exposición. El museo se ocupa de la ciencia experimental y nos invita a reflexionar.   La exposición permanente presenta diferentes salas en las que se propone pensar sobre qué hacemos hoy y cómo será el mundo mañana dependiendo de las decisiones que hayamos tomado. Así nos recuerda que nuestro futuro está en nuestro presente, que el mañana es hoy. Propone explorar y proyectar futuros posibles bajo el concepto de que mañana no es una fecha en el almanaque sino una construcción de la que todos participamos y que empieza ahora, con las elecciones que hacemos en el presente. A partir de allí, presenta tendencias del presente y explora escenarios posibles para los próximos 50 años a partir de las perspectivas de sustentabilidad y de convivencia.

Horário regular: Martes a domingo, de 10h a 18h (última entrada a las 17h).

www.museudoamanha.org.br

 

MAC, una flor sobre la bahía.

Se dice que una de las mejores vistas de Rio de Janeiro es desde Niterói y si es desde el Mirante da Boa Viagem, donde se encuentra el Museo de Arte Contemporáneo, mucho mejor.

Inaugurado en 1996, el MAC reabrió sus puertas en junio de 2016 después de permanecer más de un año cerrado por reformas. Si bien su fisonomía nos hace pensar en un plato volador, fueron el paisaje y la naturaleza los que inspiraron al arquitecto. A Oscar Niemeyer, su creador, le gustaba decir que la blanca y curvilínea estructura surgía como una flor de la roca que lo sostiene. Flor a la que Loius Vuitton eligió para presentar su última colección, en el mes de mayo, cuando el museo todavía estaba cerrado.

Patrimonio Nacional y considerado una de las maravillas arquitectónicas del mundo, el MAC es parte del Camino de Niemeyer en Niterói, una serie de obras del “maestro de las curvas” -como se lo conocía al arquitecto- junto al mar. Fue pensado para albergar la colección MAC João Sattamini y es además refugio de las obras donadas por artistas que presentaron sus exposiciones en el museo. El Bistró con vistas de la bahía que parecen pintadas, vale la pena aunque sea para un cafecito.

Visitas: De martes a domingo, de 10h a 18h.

www.macniteroi.com.br

Parque das Ruínas, de la Belle Époque al Siglo XXI.

Fue construido sobre los escombros del edificio de la gran patrona de la Belle Époque de Río, Laurinda Santos Lobo, conocida como “la mariscal de la elegancia”. Allí, Laurinda ofrecía fiestas y solía reunir a los intelectuales y artistas. Su mansión fue, durante la década del 20, punto de encuentro del Modernismo y durante las siguientes dos décadas, unos de los puntos de la movida cultural de la alta sociedad carioca.

La mariscal murió en 1946 y dejó su casa a la Sociedad Homeopática que nunca llegó a tomar posesión. Fue abandonada, invadida y ocupada hasta que en 1993 el Estado de Rio de Janeiro empezó su recuperación y en 1997 se inauguró como el mágico espacio cultural que hoy funciona allí. Conservando la estructura de base, la reconstrucción se hizo con materiales contemporáneos: ladrillos y vidrio y detalles en metal.

Parque das Ruínas propone diferentes actividades y eventos que cambian semana a semana… y tiene Rio a sus pies – literalmente –, con vista panorámica de la Bahía de Guanabara y al centro de la ciudad. El cafecito en su patio ofrece nos invita a contemplar la vista al Pan de Azúcar con un café, una cerveza o un salgadinho en mano.

https://www.facebook.com/parquedasruinas