Foodies

Sushi en Rio de Janeiro

La cantidad de opciones para comer sushi – y comida japonesa en general- que ofrece Rio nos recuerda que Brasil alberga la comunidad nipona más grande fuera de su país y también que a los cariocas les encanta este tipo de cocina.

 

Desde lo más sencillo y convencional hasta las combinaciones más creativas y elaboradas, la oferta es vastísima. Aunque esta selección quizás no le haga justicia a la variada oferta de sushi que presenta la cidade maravilhosa, estos son nuestros cinco elegidos, ubicados en diferentes puntos de la ciudad.

Sushi Leblon

Aunque pueden tener suerte, hay que ir con un poquito de paciencia porque casi cada noche, en el corazón de Leblon, se forma una fila fuera del restaurante esperando para poder entrar. Sushi Leblon es muy concurrido y todos se arreglan para la ocasión: ellas maquilladas y con tacos, ellos con camisa y saco. Y es que para los cariocas, es un lugar de encuentro en el que seguramente se crucen con algún conocido. Por esto, se lo clasifica como chic, elegante y top y se lo compara con restaurantes neoyorquinos o londinenses.

Una vez en la mesa, se puede arrancar con un sake heladísimo. Para seguir, algunas de las sugerencias son, los clásicos sushis y sashimis y otros menos típicos como los de salmón cubierto de quinoa crocante y los que traen pez espada con huevo de codorniz o cangrejo.

Si más allá del sushi deciden ir por algún plato, los fideos udon con un poquito de curry, coco y frutos de mar son la opción suave y el atún con foie gras, definitivamente, la propuesta para los que quieren probar algo un poco más fuerte. Para cerrar, una combinación tan insospechada y sutil como deliciosa: bolitas de té verde con ganache de chocolate blanco con maní y almíbar de maracujá.

Rua Dias Fereira 256, Leblon. http://www.sushileblon.com/

 

Azumi – Copacabana, Rio de Janeiro.

Azumi es el nombre de la montaña en la que nació el dueño japonés del restaurante. Tradicional, conservador y con decoración austera, Azumi es desde 1989, el restaurante japonés de culto de Rio de Janeiro y garantía de auténtica comida japonesa. Su arte radica en su simpleza y claro está: lo que importa es la comida. Tanto es así que cuentan con una embarcación propia que trae los pescados que cada día usan en la cocina.

Al llegar al restaurante, los comensales son recibidos por el dueño. Azumi tiene varios pisos con diferentes salones -que a veces pueden resultar poco espaciosos o encerrados-, y la barra. Quienes elijan la barra asistirán al espectáculo de ver al sushiman preparando variedad de sushi y sashimi. Antes de entrar en cada sala es condición sacarse los zapatos. Una vez adentro, los comensales reciben una sopa de fideos udon, pulpo y fetas de sashimi de salmón con la famosa y misteriosa salsa de la casa. Lo que sigue es variado, la carta es muy larga y quizás lo mejor sea preguntar por los platos de estación y aceptar la recomendación del mozo. Una sugerencia especial para los que quieran probar algo diferente antes o después dela comida: caipisake, la clásica caipirinha a la que se le agrega vino de arroz para darle un toque japonés.

Rua Ministro Viveiros de Castro, 127, Copacabana.

https://www.facebook.com/azumirestaurante/?fref=ts

 

Manekineko – Leblon

Es uno de los restaurantes japoneses más conocidos y populares de Rio y esto se refleja en que ya tiene seis sucursales que cubren parte de la ciudad en Leblon, Ipanema, Humaitá y Barra da Tijuca.

La propuesta: comida japonesa y sushi fusión. En este caso las tradiciones ya no se siguen a rajatabla y la propuesta es más mezclada ya que se combinan elementos típicos de la comida nipona con otros de la cocina local como frutas tropicales que le dan un toque brasileño. El pirulito (palillo) de calamar ahumado con castañas, ajó poró y queso crema es un casi un estandarte de esta fusión. El Monte Fuji au citron, una torre de rolls de salmón, atún y camarón con un toque cítrico dado con limón, naranja y lima es uno de los platos más sorprendentes y recomendados. Imperdible.

Hay también degustación de sushi en la que cada uno puede elegir sus piezas y, para los que prefieren no tener que elegir, está la opción de del Rodizio (tenedor libre) en la que se puede probar un poco de casi todo. El postre que es mejor no dejar pasar es el cono a base de masa e arrolladito primavera (harumaki) relleno con Nutella con frutillas, una delicia.

Rua Dias Ferreira 410, Leblon (21 2540 7461). www.manekineko.com.br

Hachiko

No es para nada evidente ni fácil de encontrar pero vale la pena llegar hasta ahí. Está escondido en una callecita del centro, al lado de la Asamblea Legislativa de Rio de Janeiro, muy cerca de plaza XV, desde donde salen los barcos hacia Niterói y de la estación de metro Carioca. Desde afuera es difícil imaginar que se trata de un restaurante japonés y el cálido ambiente que encontrarán subiendo las escaleras.

Como Manekineko, Hachiko, no se jacta de ser un japonés clásico sino que innova y agrega ingredientes de la cocina brasileña. Es conocido principalmente por su rodizio (tenedor libre). Lo mejor es ir un sábado al mediodía ya que durante la semana hay bastante gente por estar en zona de oficinas y a la noche la zona está bastante vacía, por la misma razón. Pero dependerá de lo que busquen ya que al mediodía la propuesta es rodizio de variedad de sushi, sashimi y platos varios entre los que se destacan las bolitas fritas de pato con chutney de mango, el cocktail de camarones sobre espuma de papaya – un manjar- y el spicy salmón con copos de arroz. A la noche, la propuesta cambia, es un buffet degustación con platos más elaborados.

Travessa do Paço 10, Centro (21 2533 6366. www.restaurantehachiko.com.br

 

Julio 2016