Viajes

TANZANIA, LA JOYA AFRICANA

Es un país que lo tiene todo: playas idílicas, montañas, fauna salvaje, naturaleza por doquier, sabanas, lagos eternos, culturas milenarias, ruinas, ciudades misteriosas con mucha historia y simbolismos; Tanzania es el lugar ideal para los amantes de la aventura.

 

La belleza natural de Tanzania brota en cada una de sus regiones. Su diversidad es un verdadero espectáculo para los sentidos; es una de las regiones africanas predilecta para realizar safaris más rústicos, originales y no tan recorridos por los turistas y conocer especies animales y vegetales que solo parecen aparecer en películas o documentales. Estos son solo algunos de sus impactantes destinos:

SERENGETI

Está considerado como la séptima maravilla natural del mundo; es uno de los parques nacionales más impactantes de Tanzania. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1981, tiene una extensión de más de 30 mil metros cuadrados, y por sus increíbles paisajes ha sido fuente de inspiración de escritores como Hemingway, directores de cine como Hugo Van Lawick y cientos de fotógrafos y científicos. Su ecosistema es uno de los más antiguos del planeta. Los “Cinco grandes” grupos de animales africanos reinan en este lugar: leones, búfalos, elefantes, rinocerontes y leopardos. Además habitan jirafas, hienas, cebras, ñus, gacelas y quinientas especies de aves. Todos ellos se despliegan naturalmente sobre una sabana rebosante de bosques arbolados, planicies, rocas gigantescas y pantanos. Al atardecer el horizonte de este increíble lugar se torna entre naranja y dorado; y después de una lluvia el verde de la sabana resplandece para dejar ver mejor sus flores salvajes. Además de los largos e interesantes safaris, una de las actividades más bellas que se pueden practicar en Serengeti es el paseo en globo sobre la sabana. Para dormir existen diferentes lodges y campings de lujo dentro del parque.

NGORONGORO

Es un cráter de veinte kilómetros de diámetro y 600 metros de altura que emergió tras la extinción de un antiguo volcán, donde se encuentra la mayor concentración de animales del mundo. Casi como si fuera la película “El Rey León”, en este lugar ubicado en la falla geológica del Gran Valle del Rift, conviven en armonía leones, elefantes, búfalos, leopardos, rinocerontes, gacelas, buitres, águilas, flamencos blancos y rosados, ñus y cebras. Es una maravilla natural, como un edén perdido, un rincón secreto donde se respira naturaleza pura. Además del imponente ecosistema animal que vive en el Cráter, se puede conocer a los Masai, una etnia de cultura milenaria presente en esta región y en toda la extensión de Tanzania. Se puede recorrer en un solo día partiendo desde Arusha. Bastan unas horas para deslumbrarse con los bosques de acacias, bancos de arena, lagos, pantanos y salinas que condecoran el ascenso hacia el Cráter. El paisaje cambia constantemente y ofrece colores y texturas inolvidables para los sentidos. Para alojarse existen hoteles cercanos al Cráter como el Ngorongoro Crater Lodge, ambientado con el estilo de las viviendas de los Masai o el Ngorongoro Serena Safari Lodge, tendido sobre el borde del cráter y camuflado por el entorno, con increíbles vistas.

LAGO MANYARA

Este lago profundo y salino bordea unos 330 kilómetros cuadrados de extensión que forman parte del Parque Nacional Lago Manyara, en Arusha, al norte de Tanzania. A su alrededor existe una gran diversidad de paisajes compuestos por llanuras inundadas, sabanas arboladas, bosques tropicales, bosques de acacias, selvas, monos azules entre los árboles de madera caoba y cumbres volcánicas que se erigen a través de la Estepa Maasai. Búfalos, ñus, leones, jirafas, cebras, flamencos rosados, pelícanos, cormoranes y cigüeñas descansan a orillas de este extenso lago. Cuenta con más de 400 especies de aves que son observadas por los fanáticos del avistaje de pájaros. Se puede recorrer de día y de noche en mountain bike o camioneta por la ruta que bordea el lago, navegar en canoas cuando el nivel del agua es suficientemente alto, realizar caminatas y tours culturales. Para alojarse, dentro del parque existen diferentes campings de lujo, con carpas tendidas entre los árboles y vistas al lago.

MONTE KILIMANJARO

Ya su nombre engendra un misterio, porque se dice que tiene diferentes significados: Montaña de Luz, Montaña de Grandeza, Montaña de Caravanas. Sea cual sea su etimología, Kilimanjaro es un monte mágico que asoma en el norte de Tanzania, cerca de la ciudad de Moshi. Es el lugar predilecto de los alpinistas de todo el mundo, que lo eligen por su ecosistema impactante y su diversidad: tanto el paisaje tropical como el ártico son parte de esta belleza natural. En sus partes bajas el monte cuenta con plantaciones de café, mandioca, maíz y bananos. Una vez dentro del Parque Nacional, en la llanura existen bosques y prados habitados por elefantes, leopardos, búfalos y monos. Cerca de la cumbre, el paisaje es rocoso y nevado. Pocas montañas tienen vistas tan diversas y admirables; desde la cima del monte se pueden ver el Parque Nacional Amboseli de Kenia, el Valle Rift, el lago Chala y la Estepa Masai. El pico más alto tiene 5896 metros de altura, y es escalado tanto por expertos en alturas como por entusiastas que quieren vivir una aventura.

ZANZIBAR

Es un archipiélago ubicado cerca de la costa este de África. En este paraíso conocido como la Isla de las “especias” o la Isla de los Sultanes, existen 30 playas con arena blanca y mar turquesa, además de albergar ciudades mágicas como la capital, Stone Town (La Ciudad de Piedra). Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por ser uno de los núcleos más importantes de la cultura suahili; Esta ciudad se asienta sobre una península de forma triangular en la costa oeste de la isla y cuenta con muchos barrios y distritos con influencias de todos los habitantes que han vivido en este lugar: árabes, persas, indios, ingleses y portugueses. Está plagada de palacios, bazares, mezquitas, callejones, mercados, casas de coral, cabañas de barro, mansiones gigantes de piedra coralina antiguamente habitadas por sultanes con puertas de madera esculpidas a mano, construcciones milenarias como un viejo fuerte que ahora alberga espectáculos locales, un café y una galería de arte. Uno de los mercados más reconocidos es el de Darajani, ubicado en el casco antiguo de la ciudad. Allí se pueden conseguir miles de especias, carne, legumbres, arroz, pescados y verduras frescas, y objetos locales exóticos. Además se pueden comer delicias en los puestos de comidas calientes. Las islas más visitadas y maravillosas de la región son la Isla de Mafia, Zanzibar, Ugunja y Pemba. En todas ellas existen desde montañas hasta palmeras, cocoteros, mangos, pimenteros, arrecifes, peces tropicales y barreras de coral que atraen a todos los amantes del buceo y el snorkel. Cada playa tiene una aldea que vale la pena visitar, porque es ahí donde se entremezclan las costumbres africanas con las asiáticas y las tribales.

Tanzania se puede descubrir a bordo de jeeps y ferrys con guías personalizados que se acoplan a grupos reducidos de viajeros desde el inicio hasta el final del viaje y brindan guías, viandas durante las expediciones y una atención permanente para dar a conocer todos los detalles de cada lugar.

http://www.tanzaniatourism.com/en

http://www.tanzaniatouristboard.com/

http://www.serengeti.org/

http://zanzibar.net/

http://elkilimanjaro.com/

http://www.ngorongorocrater.org/

http://www.safaricrewtanzania.com/parque-nacional-lago-manyara/

 

Septiembre 2016