Cultura

LUNA PAIVA: CREATIVA POR NATURALEZA

Sus obras tienen una fuerte identidad signada por piedras gigantes, matorrales de plantas que enmarcan personas vestidas con plumas u obras gigantescas de un dorado que transmite energía de solo verlo.

 

Una artista multifacética que volcó toda su pasión por el arte como escultora, pintora, actriz, vidrierista, escenógrafa y directora de cine. Su inspiración nació casi por herencia: hija de la artista Teresa Anchorena y el fotógrafo Rolando Paiva, mantiene un estilo que fusiona diferentes elementos, colores, texturas y personajes. Sus obras viajaron por Buenos Aires, Brasil, Londres, Madrid, Zurich, Miami, Nueva York, Frankfurt y más. En esta charla nos cuenta un poco más sobre su mundo.

¿Cuál fue tu primer contacto con el arte?

Mi primer contacto con el arte fue desde que nací. Mi papá era artista, pintor y fotógrafo, vivíamos en París. Pintábamos, dormíamos y comíamos en su taller.

¿Cuándo supiste que querías dedicarte a esto?

Nunca hubo un quiebre, sí pistas y revelaciones. Fui encontrando los materiales, los oficios y los maestros.

¿Tus padres te inspiraron en este camino?

Me inspiró la pasión y la vocación que tuvieron para profundizar cada uno en su camino.

¿Cómo fue tu formación?

Estudié Historia del Arte y Arqueología en La Sorbonne, cine en NYU, fotografía con mi papá, cine en el Laboratorio de cine del Di Tella.

¿Quiénes creés que son los artistas que más te inspiraron en tu carrera?

Jeff Wall, Sugimoto, Balthus, Paolo Uccello, David Lynch, Cassavetes, Bergman, Rodin, Thomas Houseago, Flaubert, Rilke…

Has hecho muchas muestras alrededor del mundo. Contame cuáles fueron las que más disfrutaste, en dónde fueron y de qué se trataron. 

La experiencia que más satisfacción me dio fue hacer la escenografía de la ópera Hércules en Mato Grosso en Nueva York por el desafío que representó. Es una ópera escrita por Pola Oloixarac y Compuesta por Esteban Insinger que estrenamos por primera vez en el CETC (Centro Experimental de Teatro Colón) y después fuimos invitados por la Americas Society para presentarla en Nueva York.

En muchas de tus obras se ven elementos de la naturaleza conviviendo con elementos antinaturales. ¿Hay una búsqueda específica de transmitir algo en especial?

Me interesa la naturaleza en todas sus facetas, desde salvaje o intervenida hasta destruida por el hombre o por la propia naturaleza. La idea es descontextualizar y redefinir.

Teniendo en cuenta que tu marido (Leandro Erlich) también se dedica al arte. ¿Es él una influencia para vos también? ¿han trabajado juntos o no te interesa?

Con Leandro podemos consultarnos pero no opinamos sobre el proyecto del otro. Aparecemos en una etapa más avanzada de la obra para consultarnos sobre todo temas prácticos o terminaciones. Todavía no hemos trabajado juntos pero seguramente surja naturalmente en algún momento. Admiro mucho a Leandro como persona y como artista.

¿En qué estás ahora? ¿Cuáles son tus proyectos?

Este año tengo dos proyectos entre España y Argentina: En septiembre voy a ir a Barcelona con un proyecto que por ahora no puedo revelar. Y paralelamente, estoy trabajando en un proyecto de libro y esculturas con Pepi de Boissieu comisariado por Julia Morandeira, que viven en España, sobre malezas, yuyos y plantas curativas. Y probablemente surja realizar otra escenografía.

 

Luna Paiva nació en París en 1980 y reside en Argentina desde el ’83. Es licenciada en historia de arte y arqueología graduada en La Sorbonne, estudió dirección de cine en NYU. Sus medios artísticos son la fotografía, la instalación y la escultura.

 

Link a su web:

http://www.lunapaiva.com/

 

Mayo 2016