Foodies

Volver al fuego

Por la calidez de su ambiente y de sus anfitriones y por las influencias orientales y la originalidad de sus platos, Fuego combina la sensación de estar como en casa y la de habernos ido muy lejos al mismo tiempo.

 

En mayo de 2015, nacía Fuego de la mano del cocinero Nicolás Díaz Martini y la productora Agustina Mazzini. Cuando se conocieron Nicolás estaba dedicado hace algunos años a gerenciar restaurantes y tenía ganas de volver a cocinar. Agustina, su novia, lo acompañó a seguir su sueño y se sumó como anfitriona, rol que le queda muy bien.

Así, abrieron las puertas de su casa en un edificio histórico del barrio de Congreso que se transforma, los viernes y sábados por la noche, en un exclusivo restaurante a puertas cerradas. Allí reciben unos pocos comensales y ofrecen platos delicados, muy sabrosos y nada evidentes. “Fuego es una vuelta al origen, a la cocina, a la preparación, a la creatividad y estamos muy orgullosos con cómo vamos creciendo día a día”, comenta Agustina.

En el menú de tres pasos que se renueva una vez por mes, se combinan productos locales de calidad con elaboraciones e ingredientes de la cocina oriental o de otras partes del mundo. Es posible encontrar por ejemplo, un bocado de cerdo, jengibre y lima; sopa de arvejas India, langostinos y coco o tira de asado marinada (Galbi) acompañada de kimchi, un fermentado de repollo chino u otras verduras que es un acompañamiento fundamental en cualquier hogar coreano. Para el postre, el bombón de chocolate, coriandro y chilli, coulis de naranja y clavo de olor o el bavaroise de frutillas y albahaca en sopa de cacao amargo y cardamomo son algunas de las opciones.

En algún momento de la cena, Nicolás, especialista en cocina oriental egresado del Colegio de Cocineros Gato Dumas, se acerca al salón y cuenta con detalle cómo preparó sus platos, qué condimentos usó, en qué se inspiró, de dónde tomó la receta y qué le agregó. Y en parte por ese espíritu didáctico, meses después de abierto el restaurant se sumaron las clases de cocina y Fuego fue una prueba de que el boca en boca convoca. Empezaron dando un curso por semana y hoy dan hasta cuatro. Las clases duran tres horas con degustación y copa de vino incluidas. En ellas se aprende a elaborar cuatro platos de diferentes tipos de cocina (coreana, japonesa, balinesa, marroquí, india vegetariana, vietnamita o china por regiones). También dan un curso de dos clases sobre el uso de las especias en el que Nicolás cuenta cómo, cuándo y porqué usar cada una.

Más información:
Restaurante a puertas cerradas en Congreso.
Cocina étnica. Clases y cursos de cocina.
Reservas al 113486-9949.
Cenas: viernes y sábado, noche.
Clases de cocina, martes, miércoles y jueves.
Facebook

 

Mayo 2016