Lifestyle

La Pâtisserie des Rêves

Todos guardamos imágenes, sabores y olores de la infancia. La Pâtisserie des rêves (en español, La pastelería de los sueños) busca rememorarlos y traerlos de vuelta, aunque sea por un ratito. Para eso, moderniza clásicos y hace maravillas con los sabores tradicionales de la pastelería francesa.

 

Entrar en la pâtisserie es una experiencia mágica quizás comparable con lo que sabemos o imaginamos de Nunca Jamás, la tierra de Peter Pan en donde los niños no crecen. Solo que, en este caso, no es necesario volar hasta lo más alto del cielo y girar en la segunda estrella a la derecha para llegar.

Esta encantadora tienda, que bien podría ser una casa de diseño nació en 2009 a partir del encuentro de dos apasionados de la pastelería francesa: Philippe Conticini, ícono de la cocina francesa especializado en repostería y Thierry Teyssier, proveniente del mundo del teatro, la comunicación y los eventos. Surgió con el objetivo de recrear el sabor de la pastelería de la niñez y de ayudarnos a todos en la tarea de crear nuevos registros y recuerdos gourmet con propuestas revisadas y aggiornadas de los grandes clásicos de la pastelería francesa. Así, la Pâtisserie fue lanzando diferentes “colecciones” de tartas y tortas, imaginadas, soñadas y creadas por Philippe.

La forma de preparar y de presentar clásicos como el Paris-Brest, el Saint Honoré, el Vanilla Mille-feuille y la tarte tatin, entre otras tartas de estación, es lo que le da a esta tienda el sello gourmet y lo que hace felices a miles de personas. Esas delicias, conquistan los corazones de los chicos y logran seducir a exigentes sibaritas en diferentes partes del mundo. Tienen varios locales en París y sucursales en Londres, Milán, Abu Dhabi, Kyoto y Tokyo.

En la pâtisserie todo es lindo. Este templo de la repostería es, según sus fundadores, un viaje a su niñez, una experiencia para recordar y compartir, un cuento que contar. Y esto está claro en su delicada ambientación minimalista en la que cuidan cada detalle y en la creativa forma en la que exhiben sus productos. Cada tarta se expone como si fuese una pieza de museo, en un espacio destacado, dentro de su propia campana de cristal en la que se la refrigera individualmente. Philippe y Thierry saben que estos recuerdos gourmet tienen el gran poder de permitirnos revivir la alegría y la emoción de volver a ser niños.

Amigos – Dulces recuerdos

En la sucursal de BHV-Marais Tea-Room en Paris y en Londres ofrecen además la colección de dulces recuerdos de la infancia de famosos chefs. Cada uno de ellos crea una nueva receta inspirada en sus memorias mas preciadas de la niñez. El menú cambia de acuerdo a la estación, el deseo de los chefs o las nuevas personas que conozcan, con una idea: darnos la posibilidad de volver a nuestros propios recuerdos culinarios e invitarnos a compartirlos con ellos.

El ABC de la Pâtisserie:

Paris-Brest: corona de masa de profiterol rellena de crema de manteca y café o praliné.

Saint Honoré: pastel elaborado con profiteroles montados en una base cilíndrica hecha a base de pasta choux y crema batida. Recibe el nombre en honor del santo patrón de los pasteleros y panaderos: San Honorato de Amiens.

Vanilla Mille-feuille: se compone de tres capas de hojaldre caramelizado -preferentemente hojaldre invertido- y 2 capas de crema pastelera a la vainilla cubiertas con fondant líquido o simplemente con azúcar impalpable.

Tarte Tatin: es una variante de la tarta de manzana en la que las manzanas se caramelizan con manteca y azúcar antes de sumar la masa.

 

Más información:

http://lapatisseriedesreves.com/en/

 

Julio 2016